Categoría: Concurso Publico

Ubicación: Bogota

Año: 2015

Equipo: altiplano + monumental

altiplano: Felipe Guerra, Santiago Buendía, Jeronimo Roldan y Angel Ziems

I. Preludio

Es nuestra convicción que el edificio público en general, no importa su escala, ha de ser un objeto cultural significativo y  de carácter perdurable, tanto en la memoria del colectivo humano como en la dimensión física del mismo. Su imagen viva es mejor cuando es legible y se hermana con las actividades humanas: una euritmia exterior e interior en el transito y paz y regocijo en la estancia: siendo estas dos las formas básicas del habitar. Se plantea por lo tanto un edificio legible, sencillo, solido y contundente, pero amable con la escala humana del niño y urbana del contexto inmediato.

II. Implantación

Este pequeño edificio público busca completar un sitio con características sensoriales y de configuración de la forma urbana que creemos son excepcionales. Este requiere potenciar sus cualidades: inmediación con un parque público, transitado este y poblado de árboles maduros, una situación nodal respecto de edificios y espacios significativos ya para la comunidad y un vacío o faltante de consolidación de forma construida y de relaciones con el entorno, por llenar con el edificio y sus espacios abiertos complementarios.

III. Consideraciones

El edificio se propone franco y elemental en su forma, asomado a la calle, generando un retroceso continuo para albergar dos patios alineados pero con cualidades e identidades distinguibles entre si. El primero, o mayor acoge los maduros arboles existentes, en una de sus esquinas, define un limite suficiente pero no imponente en solido material granular testarudo y así da intimidad y se vuelve la extensión natural de la primera serie (dos tercios) de los ambientes de aprendizaje. Al segundo, al fondo, lo delimita una rampa abierta que define un cuadrado dentro del cual se ha insertado una topografía, lúdica que irrumpe en la forma pura y otorga diversidad a la experiencia de juego, de la cual la rampa se hace igualmente participe.

IV. Forma y Materia

El partido de la imaginación material del edificio es sencillo, pero, consideramos, contundente y perdurable en el tiempo

no solo en su dimensión físico-material sino igualmente (o mas importante aún) en su perdurabilidad cultural y carácter memorable. Entendemos nuestro momento histórico en Bogota como un tiempo de construcción y consolidación de la ciudad y sus elementos formativos. La experiencia histórica

lo demuestra, los edificios públicos no pueden por lo tanto ser banales o efímeros. Nuestro partido nos sitúa entre la tradición y la innovación.

V. Programa

Primer nivel

Favoreciendo la relación directa con el terreno a nivel, y conscientes también de la necesidad de expandir el espacio cubierto hacia un doble o complementario espacio abierto, hemos ubicado los espacios de aprendizaje, todos a este nivel, en paralelo con los patios de extension al exterior. Se tiene la concepción errónea de que Bogota es una ciudad fría. El clima, no solo físico sino cultural ha cambiado y la benevolencia de sus condiciones atmosféricas para sus habitantes es innegable. Los patios y extensiones abiertas al cielo en general, las consideramos prioritarias. Espacios servidores como los de parqueo se ubican discretamente alienados al margen del volumen. Algo similar ocurre con depósitos y recintos técnicos escondidos bajo la lúdica topografía del patio de la rampa.

Segundo nivel

Este nivel se conecta al terreno por la rampa exterior y por una generosa y lúdica escalera interior en un vacío y eje espacial proyectado al exterior que separa al tercio final de los ambientes de aprendizaje (ya que nueve es el numero dado en el programa, lo hemos interpretado en función de tercios al organizar los espacios). En este nivel se ubican, el comedor- aula múltiple, sus respectivas cocinas y servicios, la zona de descanso y y una terraza balconada sobre la calle. El follaje de los arboles y la silueta urbana constituyen de este nivel con horizonte elevado, su atractivo mayor.

En sus dos niveles al volumen lo cruzan columnas de luz traslúcidas que animan los espacios.