Categoría: Concurso Publico

Ubicación: Bogota

Año: 2015

Equipo: altiplano + monumental

altiplano: Felipe Guerra, Santiago Buendía, Jeronimo Roldan y Angel Ziems

I. El edificio publico

Independientemente de su escala el edificio público es un objeto cultural de un valor fundamental para la construcción de sociedad y la formulación y renovación de las instituciones a las que este da forma. En una sociedad como la nuestra, con limitados recursos económicos y en proceso de formación,

un edificio publico no puede ser un objeto efímero y banal en su condición memorable. Su perdurabilidad clara identidad

e imagen contundente frente a la ciudad las consideramos prioritarias.

Una composición espacial clara de orden y estructura pensada igualmente en función de la flexibilidad y adaptabilidad a las actividades y principios pedagógicos del mandato caracteriza nuestra propuesta. El colegio como estructura favorece un tal lenguaje de orden adaptable y flexible análogo a los ámbitos

de aprendizaje que este permite. Tanto en su interior como en su apertura hacia la ciudad en su conjunto los colegios como institución son (o al menos consideramos han de ser) ese orden y esa matriz adaptable al aprendizaje y al cambio.

II. Implantación

El sitio y su contexto inmediato, por ser un tanto anodino o genérico de “nueva ciudad” en su mayoría hecha de retazos conjuntos residenciales e intervenciones fragmentarias, nos sugieren fuertemente la conveniencia de configurar un edificio cuyo carácter publico e imagen urbana nítidas y fuertes contribuyan a construir y consolidar una pieza urbana (ciudad), con vitalidad e identidad.

III. Imagen urbana y contexto

El edificio por tal razón se propone paramentado en sus dos esquinas y a lo largo de la calle 73 sur, asomándose a la calle

y volcando en cambio sus espacios abiertos comunes con accesibilidad publica contra la peatonal existente, buscando configurar un entorno definido y controlado pero abierto, de escala barrial en correspondencia igualmente con la vivienda existente y por venir en sus inmediaciones.

IV. Espacio publico

En su relación con el terreno y/o anden la estructura expuesta forma pequeños y rítmicos retrocesos a escala humana que contienen escaños incorporados a la propia arquitectura y estructura del mismo.

V. Forma

La masa de ladrillo visto, prismatica flotando en apariencia como un velo sobre la estructura es de hápticas superficies, texturadas con celosías y vanos profundos. Esta levita sobre los pórticos estructurales de concreto, que se evidencian desunidos y entran en contacto con la tierra. Los escaños y elementos fijos de mobiliario se vuelven uno con dicho gesto de aproximación al edificio.

En la imaginación material del proyecto y su expresión formal se hace un alegoría a diversas tradiciones modernas que supieron en encontrar manifestaciones de excepción en varios arquitectos locales particularmente durante la segunda mitad del siglo 20 y hasta los albores del 21. En este sentido nos situamos ente la tradición y lo nuevo, entendiendo que éste surge a partir de la repetición.

VI. Programa

En cuanto a la distribución general de los espacios, el primer piso alberga aquellos espacios tanto abiertos como cubiertos que son de carácter mas publico y con mayor potencial para generar vida barrial y urbana. El jardín infantil se ubica también a nivel de terreno por la inmediatez de su relación con el terreno y fácil acceso sin desplazamientos verticales.

El segundo nivel se organiza fundamentalmente a partir de dos patios elevados, como recintos abiertos al cielo y discretamente limitados con celosías en sus costados libres exteriores. Uno, en herradura se encuentra mediado a travez de una logia descubierta respecto de los espacios interiores a los que complementa. El otro, de mayor envergadura, incorpora una escalinata continua en uno de sus costados que conduce al tercer nivel y se transforma en un anfiteatro.

El tercer nivel Se articula alrededor de los vacíos generados por el patio, abajo, conteniendo esencialmente laboratorios y los ambientes de aprendizaje de los estudiantes mayores.

VII. Privacidad

La imagen material y espacial que unifica es la de una forma construida generosa, contundente pero flexible, cualificada

por una materialidad sensible y perdurable animada por la actividad humana y el juego de luz y sombra de celosías, muros horadados, tragaluces y otras operaciones formales mayores como los patios elevados. Tales variaciones cualitativas de

la forma, han de humanizar y enriquecer la experiencia de la generosa y contundente estructura habitada.